El TDHA y el ázucar

El médico de su hijo tiene toda la razón. El azúcar no es una de las causas del TDAH. Y a pesar de que muchas personas creen que el azúcar puede causar hiperactividad en los niños, los estudios no respaldan esta creencia.

Hay estudios que han medido los niveles de actividad en niños después de haber ingerido azúcar o un substituto del azúcar. Los evaluadores que midieron el comportamiento no sabían si habían ingerido azúcar o el substituto. Los estudios concluyeron que los niños a los que se les dio azúcar no presentaron niveles de actividad más altos.

Este tipo de investigación es importante por la manera en que fue diseñado. Las observaciones de los evaluadores no estuvieron influenciadas por sus creencias sobre el efecto del azúcar en la conducta de los niños porque ellos no sabían quiénes habían ingerido azúcar y quiénes el sustituto.

También se han realizado estudios sobre cómo las creencias de los padres sobre el efecto del azúcar afectan la manera en que perciben la conducta de sus hijos. En un estudio se les dio un substituto del azúcar a todos los niños. A la mitad de las madres se les dijo que sus hijos habían ingerido azúcar, y a la otra mitad que sus hijos habían ingerido el substituto del azúcar.

¿Los resultados del estudio? Cuando se les pidió a la madres que evaluaran el comportamiento de sus hijos, las mamás que creían que sus hijos habían ingerido azúcar los evaluaron como más hiperactivos.

¿Por qué tantos padres creen que el azúcar causa hiperactividad en los niños? Una de las razones podría deberse al lugar y el momento en que los niños suelen ingerir alimentos azucarados. Piense en los dulces en las fiestas de cumpleaños, las galletas en las reuniones familiares, o la porción de helado antes de la hora de dormir. Los niños pueden portarse mal en esas situaciones porque están cansados o abrumados. En otras palabras, podría ser la situaciónen lugar del azúcar lo que los estimula.

Usted puede ayudar a su hijo a prepararse para situaciones que podrían ser muy estimulantes. Hable con él con anticipación de lo que podría pasar en una fiesta o evento. Practique maneras apropiadas de comportarse.

Otra estrategia que ayuda a algunos chicos es llegar al evento después que los otros invitados. Sin embargo, otros se comportan mejor si son los primeros en llegar. Experimente con la hora de llegada y vea qué funciona mejor para su hijo.

Pero quiero regresar al tema de los alimentos azucarados. Usted puede tomar notas de la dieta y el comportamiento de su hijo. Si observa una tendencia en la forma en que se comporta después de comer ciertos alimentos, coménteselo a su médico. Ciertos niños con TDAH pueden ser sensibles a ciertos colorantes y a otro tipo de aditivos en los alimentos.

Ninguna investigación ha reportado que los colorantes artificiales o los aditivos alimentarios causan TDAH, pero algunos niños podrían tener menos síntomas de TDAH si evitan esos ingredientes. Puede ser difícil seguir una dieta sin aditivos, pero es mejor evitarlos ya que ninguno de esos aditivos son necesarios para la nutrición.

En cualquier caso, es importante reducir al mínimo la cantidad de azúcar que consume su hijo (lea la etiqueta con información nutricional). Está comprobado que provoca caries, y aumenta el riesgo de diabetes, obesidad y enfermedades cardíacas, entre otras cosas.

Siempre que sea posible evite que sus hijos coman alimentos con azúcar, sin importar si tienen o no TDAH

Deja un comentario